viernes 28 de febrero de 2020

¡No a la cesantía del compañero docente Gabriel Gendelman!

Por la defensa del derecho a huelga Las autoridades de la Facultad de Psicología acaban de consumar un hecho de suma gravedad, inédito en la Uba: la cesantía definitiva, bajo acusaciones falaces y sin consistencia, de Gabriel Gendelman, docente en la materia Teoría y Técnica de Grupos, cátedra II, con más de 30 años de […]

Por la defensa del derecho a huelga

Las autoridades de la Facultad de Psicología acaban de consumar un hecho de suma gravedad, inédito en la Uba: la cesantía definitiva, bajo acusaciones falaces y sin consistencia, de Gabriel Gendelman, docente en la materia Teoría y Técnica de Grupos, cátedra II, con más de 30 años de ejercicio.
Es el corolario de un sumario contra Gabriel por subirse cinco minutos de reloj a los andamios que se encuentran desde hace años en la entrada de la Facultad, interpretando una de las habituales escenificaciones de la materia, aunque, en esa oportunidad, al servicio de simbolizar la precariedad de la educación pública.
Gabriel es cesanteado por ejercer el derecho a huelga con una clase pública en la puerta de la sede Independencia, en el marco del paro docente de 2018. El cinismo de las autoridades es tal que, a falta cualquier razón de peso, lo acusan de “incumplimiento de las normas de seguridad e higiene” (RS. D 09/20). Lejos de ofrecer argumentos contra el accionar de Gabriel, durante la investigación interna incluso se demostró que la propia Facultad no cumple con advertencias de seguridad en la obra ni precintos reglamentarios en los andamios, entre otras irregularidades que persisten hasta el día de hoy.
A pesar de que no se aportaron elementos consistentes contra Gendelman que justifiquen sanción alguna, las autoridades lo castigaron con la figura disciplinaria máxima, la cesantía.
En verdad, la cesantía de Gabriel Gendelman, un docente universitario en ejercicio de su derecho a huelga, constituye un ataque a todos los docentes universitarios. Utilizando el amedrentamiento, se intenta imponer una mayor regimentación laboral y sindical hacia los trabajadores de la Facultad y de la Uba. El derecho de huelga es un derecho humano fundamental y protegido constitucionalmente y, por lo tanto, el accionar de las autoridades rompe con aquellos principios que todo ámbito universitario debe propiciar y defender.
Por todo esto, AGD-UBA pone en marcha una campaña por la anulación de la cesantía de Gabriel Gendelman y su reincorporación a sus tareas docentes, y en defensa del derecho a huelga. Llamamos a todos los docentes universitarios de la Facultad de Psicología y de la UBA, a toda la comunidad, a personalidades, organizaciones y sectores solidarios, a apoyar este reclamo y a firmar el petitorio.

 

Firmá el petitorio aquí: http://chng.it/np9KQrfrGC