Memoria y Balance 2017-2018

Estados Contables ejercicio 01/07/2017 al 30/06/2018

 

Descargar PDF

http://agduba.org.ar/wp-content/uploads/balance-2017-2018.pdf

 

Memoria de la AGD-UBA 2017/2018

Aprobada por la Mesa Ejecutiva de AGD UBA que se presentará en la Asamblea ordinaria del 6 de noviembre de 2018

El conjunto del período comprendido en esta memoria (julio 2017 – junio 2018) está atravesado fundamentalmente por las acciones en defensa de nuestro salario, del sistema científico-tecnológico y de la universidad pública, estatal, gratuita, laica y científica, atacadas como parte de un brutal ajuste general desatado contra el conjunto de los trabajadoras/es. Unimos la pelea por el salario a la de la aplicación del convenio colectivo de trabajo, que nos afecta en cuanto a la inexistencia de la carrera docente, la estabilidad y licencias, como también de nuestra obra social, frente a las avanzadas de las gestiones universitarias. Ninguna de estas batallas las hemos librado solas/os, por el contrario. La defensa de nuestro salario, del convenio colectivo de trabajo y del presupuesto universitario, de la educación, la salud, la ciencia y la tecnología se integraron al conjunto de luchas de las/os trabajadoras/es contra los techos paritarios, los despidos y suspensiones. En este sentido, AGD ha formado parte del conjunto de las acciones libradas contra el plan de guerra del gobierno nacional, los gobernadores, el FMI, las patronales y gestiones universitarias, como también abrazamos, junto al movimiento de mujeres, la lucha por la conquista del aborto legal, seguro y gratuito y contra todo tipo de violencia de género.

Desde AGD UBA, considerando que esta ofensiva general requiere de una respuesta de conjunto, hemos votado en sucesivas asambleas la necesidad de un plan de lucha sistemático y de un paro general activo, para empezar de 36 hs. Esta comprensión de cómo enfrentar a quienes pretenden que la crisis la paguemos las/os trabajadoras/es contrasta con la política colaboracionista o conciliadora por parte de las direcciones de las centrales, que objetivamente han permitido el avance en la destrucción de las jubilaciones, el salario y las fuentes de trabajo, tal como sufriremos las/os docentes universitarias/os de la entrega, en septiembre 2018, de nuestra propia paritaria. También hemos llevado a nuestra federación estos debates, logrando que la misma vote la exigencia a las centrales sindicales de que convoquen un paro nacional para frenar el ajuste en curso.

A la vez, el comienzo de esta memoria coincide con la asunción de la nueva Mesa Ejecutiva del sindicato para el período 2017-2020. En base a los porcentajes obtenidos por las dos listas que se presentaron (Lista Unidad Docente 74.91 %- 1448 votos y Lista Movimiento Docente 25.09 % – 485 votos) la nueva Mesa Ejecutiva quedó conformada por las/os siguientes compañeras/os: Ileana Celotto, Gabriel Delisio, Ariel Slipak, Sol Fittipaldi, Cristian Henkel, Antonio Rosselló, Santiago Gándara, Lucía Maffey, Laura Carboni, Vanesa Ciolli, Diego Villagra, Daniel Duarte, Marina Cardelli. Como suplentes, asumieron las/os compañeras/os Jorgelina Matusevicius, Nicolás Tinto, Gladys Perri, Nelson Damián Molina Torres, Néstor Correa, Javier Palma, Fabiola Ferro, Silvina Boggi, Tamara Perelmuter, Gabriela Vargas, y Cecilia Piérola. La Comisión Revisora de Cuentas quedó a su vez integrada por Anabella Fernández, Leonardo Varela y Nicolás Dvoskin como titulares, y por Dionisio Cardozo como suplente. Se renovaron también las comisiones internas en 15 unidades académicas y cuerpos de delegadas/os.

A lo largo de este período (julio 2017-junio 2018) realizamos 10 asambleas generales, a partir de las cuales se han ido delineando y resolviendo las distintas acciones y decisiones que se vuelcan es esta memoria.

Por un salario igual a la canasta familiar y renta para las/os ad honorem.

Con el reclamo del 35% de aumento, $15.000 para el cargo testigo (auxiliar de primera semi exclusivo) y salario para las/os ad honorem enfrentamos el techo salarial que pretendían imponernos desde el Ministerio de Educación, como parte de la ofensiva macrista.

El período abarcado por esta memoria comenzó en los últimos días de la lucha salarial de 2017. El mismo 8/7 realizamos una asamblea para evaluar la propuesta paritaria recibida y decidir el mandato al congreso de Conaduh. Por unanimidad se resolvió allí rechazarla por insuficiente y proponer a la federación la presentación de una contrapropuesta que modifique el régimen de cuotas, la fecha de aplicación de la cláusula gatillo, exija salario para ad honorem, incorpore a las/os auxiliares de segunda a la garantía salarial, incluya un aumento del FONID, el pago a término y su blanqueo, y el cumplimiento completo del acta 2016. Asimismo se planteó la ratificación de los reclamos por la derogación del impuesto a las ganancias a la cuarta categoría, y en lo inmediato que quede a cargo de la patronal, la aplicación inmediata del CCT en todas las universidades. También por unanimidad, votamos la continuidad del plan de lucha, adaptando la modalidad al momento del cuatrimestre. Sin embargo en la siguiente mesa de negociación salarial, salvo la Conaduh que presentó una contrapropuesta, el resto de las federaciones (CONADU, FEDUN, FAGDUT, UDA y CTERA) aceptaron y firmaron la propuesta del gobierno. Objetivamente la entrega de la paritaria planteó un nuevo escenario que restó las fuerzas necesarias para que Conaduh sostuviera sola medidas en el segundo cuatrimestre. En sintonía con la firma, desde las autoridades ministeriales, el CIN y las federaciones firmantes – quienes recibieron el 1% de la masa salarial negociada, la llamada de la “cuota de solidaridad” por haber firmado-, se sostuvo la exclusión de nuestra federación para acceder a los fondos de capacitación en perjuicio a miles de docentes universitarias/os de todo el país. Historia que se repetirá, tanto en cuanto a la entrega paritaria como al castigo a las/os que no firman, en el cierre de la negociación salarial 2018.

La lucha por el salario encarada por AGD tiene en el objetivo de terminar con el trabajo gratuito que realizan miles de ad honorem un punto central. En Filosofía y Letras, las/os docentes de la carrera de Edición comenzaron a organizarse con este fin, junto a AGD FFyL y con el apoyo del Centro de Estudiantes. Este reclamo fue un anticipo del estallido que ya en el 2018 se dio en Medicina. Tanto en la carrera de Edición como en Medicina después, quedó demostrado que sin el trabajo de las/os ad honorem es imposible sostener el dictado de clases. El reclamo en Filo y las medidas de acción decididas, la organización y movilización de las/os docentes en el segundo cuatrimestre 2017, tuvieron el apoyo del conjunto de las/os docentes y estudiantes de la facultad, lográndose 9 rentas para la carrera, lo que constituyó un avance en el camino de conseguir las rentas para los aproximados 70 cargos restantes que siguen sin salario.

En enero de 2018, el salario de las/os docentes universitarias/os de la escala más baja sufrió un nuevo golpe. Adelantándose a los reclamos de apertura de paritarias y aumento salarial en los sectores educativos, el Ministro de Educación Finocchiaro y el Presidente Macri eliminaron por decreto (uno más) la paritaria nacional docente y fijaron el salario mínimo de la docencia nacional, la garantía salarial, estableciendo de este modo un salario de pobreza para toda la docencia de menor antigüedad y cargo.

En el caso de las/os docentes preuniversitarias/os, la defensa del salario pasó y pasa también por todos los reclamos respecto al FONID. En el marco de la exigencia de su incorporación al básico dado que no es remunerativo ni bonificable, desde las comisiones internas del Buenos Aires y Pellegrini y desde AGD UBA hemos realizado sistemáticas denuncias respecto a su atraso en el pago y en la adecuación de su monto.

En febrero 2018 venció nuestra paritaria. Comenzamos el primer cuatrimestre con la unidad de todos los sectores de la docencia en defensa del salario. AGD UBA en su primera asamblea anual mandató a la Secretaria General a llevar al Plenario de Secretarios Generales (PSG) de la Conaduh la propuesta de sumar a la docencia universitaria al no inicio del resto de los niveles, con paros de 48 o 72 hs., en la primera semana de marzo, levantando el reclamo paritario ya resuelto por la Conadu Histórica, el rechazo del tope salarial del 15%, 25% de aumento con indexación automática mensual de acuerdo a inflación, $17.000 para el cargo testigo, inclusión de las/os ayudantes de segunda en la garantía salarial y salario para todas/os las/os ad honorem además del pliego de reclamos históricos de la federación. A la vez, y dada la pérdida del valor adquisitivo del salario universitario, se votó también elevar el reclamo de recuperación del salario perdido desde la paritaria de 16 meses, la paritaria 2013.

Desde AGD propusimos la medida de no inicio como comienzo del plan de lucha y el pronunciamiento por un paro activo nacional del conjunto de la clase obrera, entendiendo que solo con las/os trabajadoras/es en las calles podríamos quebrar el ajuste. Son las enseñanzas de las grandes jornadas de diciembre (14 y 18), en las que participó activamente el gremio, que lograron impedir el avance hasta el momento de la reforma laboral. Como ya es un método histórico de AGD, reafirmamos la necesidad de, en este comienzo del año lectivo, retomar el debate entre las/os docentes, por lo que se acordó impulsar asambleas en cada unidad académica. La propia campaña escolar de AGD nos sirvió para discutir con todas/os las/os afiliadas/os que en dos semanas se acercaron a retirar los 724 kits entregados este año por el sindicato. Finalmente, y en base a las resoluciones del PSG de Conaduh, el paro se realizó el 5 y 6 de marzo, y en la UBA – donde la mayoría de las unidades académicas no habíamos comenzado aún las clases- fueron días aprovechados para el debate con las/os docentes. El lunes 5 confluimos en una movilización al Ministerio de Educación con las demás organizaciones docentes de todo el país, a fin de exigir al gobierno nacional el presupuesto necesario para la Educación Pública, la paritaria nacional docente y el pago de las deudas que se vienen manteniendo como la del FONID. Constituyó una importante convocatoria de nuestro sindicato.

Como parte de la pelea por la recuperación de nuestro salario, AGD UBA y Conaduh reclamamos la aplicación de la cláusula gatillo 2017 frente a un desfase inflacionario sobre el acta paritaria de 2017, defendiendo que su aplicación fuera sobre el último salario percibido, incluyendo los conceptos de jerarquización y denunciando el incumplimiento en su aplicación automática. Finalmente se aplicó un 2,77 % retroactivo y sobre el salario de febrero 2018.

A lo largo de este primer cuatrimestre y en base a los debates y resoluciones de las 6 asambleas generales convocadas por AGD UBA, fuimos planteando a la federación propuestas de paros de 48 o 72 hs., escalonados y acompañados por distintas acciones a nivel de cada universidad o de conjunto. Sostuvimos hasta el 30 de junio, fecha de cierre de esta memoria, 11 días de paro universitario y preuniversitario, acompañado algunos de ellos también por la Conadu, más una semana de agitación y protesta (del 25 al 29 de Junio) y por supuesto el paro general convocado por la CGT y las CTAs del 25/6. El nivel de adhesión y de organización en la UBA fue creciendo, llegando en algunas de esas medidas a casi el 80%. Se trató de una enorme manifestación de rechazo –así fue evaluado por las asambleas docentes– a la propuesta salarial por parte del gobierno y a la negativa de rentas para las/os ad honorem, en un cuadro de una inflación y tarifazos sin control. Todas las acciones del primer cuatrimestre prepararon, sin duda, el gran plan de lucha de las seis semanas de paro, ya en el segundo semestre. Realizamos clases públicas, pañuelazos a favor del aborto legal, ceses de actividades para participar en marchas educativas junto a gremios de otros niveles de la docencia (del Ministerio de Educación a la Legislatura, en apoyo de los terciarios, contra las reformas educativas), en jornadas frente al Ministerio de Educación, con radios abiertas y/o clases públicas y hasta realizamos un partido de fútbol: “la educación pública frente al FMI”.

Durante todo el plan de lucha tuvimos que enfrentar distintas presiones e intimidaciones que en el segundo cuatrimestre se agudizaron. Comenzaron con la decana de Farmacia y Bioquímica que impidió la realización de una clase pública en el hall de la institución, siguieron con persistentes intimidaciones a docentes que resolvían parar en Psicología, donde también las autoridades bloquearon el acceso al local gremial. Los aprietes también se hicieron sentir entre las docentes de Agronomitos. El accionar de las autoridades de la UBA llegó incluso a ejecutar descuentos arbitrarios a preceptoras/es del Nacional Buenos Aires por cumplir un día de paro. Una muestra más de que las autoridades universitarias son parte del ajuste del gobierno nacional.

Comenzamos el reclamo salarial 2018 con una paritaria vencida en febrero y sin convocatoria a la mesa de negociación salarial. Comenzamos reclamando 25% de aumento, $17.000 para el cargo testigo y salario para todas/os las/os ad honorem. En la primera reunión paritaria, el gobierno no presentó ninguna propuesta; en la segunda, luego de casi dos meses de realizada la anterior, con un dólar a $19 y una inflación oficial acumulada en el primer trimestre del 6,7%, nos ofreció 15% en 4 cuotas a diciembre, no acumulativas y sin cláusula gatillo. En la tercera reunión, con un dólar a $25 y una inflación en el primer cuatrimestre del 9,4% el gobierno nacional volvió a ofrecer 15% en 4 cuotas a diciembre, no acumulativas y sin cláusula gatillo. Todas propuestas que no fueron aceptadas. En el medio, nuestros salarios fueron los que perdieron, con una brutal devaluación del peso, combinada con tarifazos en servicios y transporte y un alza generalizada en todos los productos. Este agravamiento del ajuste, la subida del dólar, el impacto en las tarifas y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, determinó que el Plenario de Secretarios y Secretarias Generales de la CONADU Histórica, resolviera en el mes de mayo actualizar el pedido de aumento salarial de un 25% a un 30%.

La defensa del salario fue encarada desde el inicio del plan de lucha junto a la denuncia del ajuste presupuestario y como parte de la defensa de la universidad estatal, pública, gratuita, laica y científica. Por eso, a 100 años de la Reforma del 18 y en el marco del paro de 72 hs., el 11 y 12 de junio, delegaciones docentes y estudiantiles de todo el país nos dirigimos a Córdoba, para llevar los reclamos de la universidad a la Conferencia Regional de Educación Superior que reúne a funcionarias/os del gobierno y a las/os rectoras/es nacionales y que encarna una completa contrarreforma, allí participamos de un acto y movilización junto al resto de las asociaciones de base de la Conadu Histórica y la Conadu. En el caso de la UBA, una importante delegación de docentes partimos en micro junto a la FUBA.

La jubilación y la obra social que son parte del salario de las/os trabajadoras/es también están amenazados y castigados por el ajuste. AGD ha desarrollado la denuncia y organización en su defensa a lo largo de todo el año dentro de la docencia universitaria y junto a otros sectores de trabajadoras/es por ambas cuestiones.

Respecto a las jubilaciones, hacia noviembre de 2017 entre otras medidas del “paquetazo” y como parte de los acuerdos entre Gobierno y gobernadoras/es se incluyó “Impulsar la eliminación de las inequidades por los regímenes de jubilaciones de privilegio”. Lo que entienden las/os ajustadores por jubilaciones de privilegio incluye a los sistemas de jubilaciones especiales o particulares como los que rigen para docentes universitarias/os e investigadoras/es. Meten en la misma bolsa los regímenes especiales con las jubilaciones de privilegio. El 82 % fue una conquista de la docencia universitaria luego de muchos años de pelea y siempre la entendimos como un paso adelante en la conquista del 82 % móvil para todas/os las/os jubiladas/os. Desde AGD y Conaduh salimos a rechazar este posible ataque y a alertar a toda la docencia al respecto. Siguiendo con el método de construcción de AGD, el primer paso de esta campaña consistió en la convocatoria a conformar la Comisión en defensa de nuestros derechos previsionales, que lanzó un petitorio en defensa de nuestros derechos jubilatorios y una carta dirigida a la Comunidad Académica y Científica Internacional.

La propia reforma “anti” jubilatoria, a la que AGD enfrentó en las masivas movilizaciones del 14 y 18 D, golpeó a nuestras/os jubiladas/os investigadoras/es que perciben el 85% móvil ya que en la misma se cambió el coeficiente de actualización de sus haberes.

La defensa de la educación pública, la ciencia y tecnología y contra el ajuste presupuestario

El ajuste no fue descargado exclusivamente sobre los bolsillos de las/os trabajadoras/es. Por el contrario áreas sensibles como la educación, la salud, la ciencia y la tecnología estuvieron en la mira de los ataques del gobierno nacional y los provinciales, ya sea a través de atacar su presupuesto, intentar su desguace o aplicando reglamentaciones, resoluciones y leyes que avanzan en su destrucción, privatización y mercantilización.

Desde AGD nos hemos pronunciado frente a cada uno de estos ataques, y nos hemos sumado a las distintas convocatorias realizadas por otros sindicatos docentes y en particular con los organismos de CyT.

En el propio pliego de reivindicaciones de la paritaria 2017, figuraba el reclamo por la derogación de la LES, el rechazo al PLAN MAESTRO y al Sistema nacional de reconocimiento académico (Res. 1870), que desde el 2017, encabezado por el rector de Córdoba y presidente del CIN, Hugo Jury, avanza en la mercantilización de la educación superior. A 100 años de la reforma universitaria gobierno y rectores avanzan contra la educación superior estatal, pública y gratuita, en el cierre de universidades y carreras y en seguir devaluando el grado gratuito en función de posgrados arancelados. Todo en total sintonía con los requerimientos del Banco Mundial, la OMC y el FMI.

Participamos de las jornadas de debate contra las reformas educativas/plan maestro, etc. propuestas por la Conadu Histórica (julio 2017) y en jornadas de lucha con clases públicas, radios abiertas, cortes de calle y actos en el mes de noviembre. Participamos activamente de la carpa frente al Congreso de la Nación instalada por la Conaduh y sus asociaciones de base para denunciar el ajuste a la educación y las leyes antieducativas. En la misma sesionó el PSG bajo la presidencia honoraria de Santiago Maldonado (22/9). El 9/11 y en rechazo a las reformas laboral, jubilatoria, de salud, tributaria y educativa y en unidad de acción con más de 20 organizaciones como ATE Nacional, ATE Conicet, CONADU, la FUBA, la FULP, Jóvenes Científicos Precarizados y otra veintena de organizaciones de Ciencia y Técnica y el Movimiento Estudiantil, se realizó una conferencia de prensa con la asistencia 300 trabajadoras/es y medios de prensa frente al Congreso Nacional.

Apoyamos el reclamo de ADEMyS y de un creciente movimiento estudiantil contra la denominada Secundaria del futuro, de Larreta y Acuña, denunciando el perfil empresarial que pretende imponerse, la reducción del 50% de la currícula para ser reemplazada por trabajo en empresas, la reemplazo de parte del plantel docente por facilitadoras/es, la acreditación de materias del CBC, entre otros puntos, que ponen a esta reforma en línea directa con las legislaciones del menemato, entre ellas la LES, que sigue vigente desde su promulgación. Saludamos la movilización estudiantil y las tomas de escuelas y colegios, entre ellos, el Carlos Pellegrini y el Nacional Buenos Aires.

Denunciamos el Operativo Aprender 2017 que se intentó desarrollar en todas las escuelas medias del país el 7/11 y cuyo objetivo era justificar una nueva reforma educativa que el gobierno nacional pretendió hacer desde que asumió, el llamado Plan Maestro. Difundimos en ese sentido una declaración de la Comisión Interna de AGD Colegio Nacional Buenos Aires.

Dijimos “No a la disolución de los institutos de formación docente, denunciando que el pomposo proyecto de Larreta y Acuña denominado Universidad Pedagógica apunta a la disolución de los 29 institutos de formación docente, a la intervención de un/a rector/a normalizador/a que liquidaría la autonomía de gobierno de los profesorados (con claustro único y representación cuatripartita) y que respondería directamente al jefe de gobierno, profundizando el vaciamiento de la formación disciplinar para conformar un perfil docente flexible. Rechazamos esta y todas las contrarreformas educativas y apoyamos toda medida que resuelvan las asambleas estudiantiles y docentes en defensa de los IFD y de la educación pública.

En el 2018, la arremetida del gobierno nacional se agudizó con la Resolución ministerial 1254, originada en la misma Ley de Educación Superior y que ataca las titulaciones e incumbencias vigentes. Con una movilización que comenzó en Psicología, llamamos a pronunciarse masivamente por la derogación de la resolución 1254/18.

En cuanto al ajuste presupuestario, desarrollamos una intensa denuncia no sólo de un presupuesto que implica el achique en todo sentido para las universidades y los salarios de sus trabajadoras/es, sino que además y tal como anunciaron desde la Secretaría de Políticas Universitarias, se recortan 3000 mil millones de pesos.

Los organismos de CyT fueron de los más atacados dentro del Estado. Ya en el mes de julio 2017 participamos junto a JCP en la audiencia pública en el Congreso Nacional “Por el ingreso de todos los despedidos al Conicet”, en la cual se presentó un proyecto elaborado por el diputado Pablo López (PO/FIT) y al que adhirieron otras/os diputadas/os.

Acompañamos las distintas convocatorias y jornadas de lucha convocadas por JCP y ATE Conicet en el MINCyT, denunciando el ajuste presupuestario, el desguace del Conicet y apoyando el conjunto del pliego de reclamos de las/os compañeras/os. Participamos de las reuniones con funcionarias/os de ese ministerio reclamando la reincorporación de las/os 500 despedidas/os al sistema científico tecnológico y del cumplimiento del acta suscripta en diciembre 2016. Posteriormente y en función de la incorporación de las/os despedidas/os de Conicet a las universidades, desde AGD UBA trabajamos junto a las/os afectadas/os acompañándolas/os en este proceso y nos reunimos con el Rector en función de garantizar los derechos de las/os mismas/os. En Sociales gracias a la intervención de las/os becarias/os despedidas/os del Conicet junto a AGD Sociales conseguimos que quienes ingresaran a esa facultad lo hicieran a través de un concurso cerrado.

CCT -Dosuba – Caja Complementaria y afiliaciones compulsivas: Enfrentamos los atropellos a nuestros derechos dentro de la UBA

A lo largo de todo el período AGD ha estado, tanto centralmente como desde cada una de sus comisiones internas, defendiendo los derechos docentes frente al ajuste y avasallamiento por parte de las autoridades de la UBA y de cada una de las unidades académicas, siendo la defensa del convenio colectivo de trabajo nacional, entregado a la patronal por la burocracia de Aduba, y de nuestra obra social los temas centrales.

En cuanto a Dosuba, la baja de prestadores, la disminución de su nivel de cobertura y el aumento de coseguros han sido constantemente denunciados desde AGD y las comisiones internas no docentes antiburocráticas. La constante desvalorización de los salarios docentes y no docentes y los aumentos siderales de los costos, encontraron la respuesta por parte de las autoridades del Rectorado ajustar en las prestaciones bajando el nivel de las mismas y aumentando los costos para las/os afiliadas/os. Una total coincidencia del tipo de salida que aplica el gobierno y las/os gobernadoras/es frente a la bancarrota económica nacional y provincial. El primer tarifazo se descargó sobre las/os jubiladas/os y adherentes. Desde AGD la respuesta apuntó a la organización de las/os afiliadas/os y a la elaboración de un pliego de reclamos. Presentamos un proyecto, a través del consejero estudiantil de la Fuba, reclamando la suspensión de los aumentos en la obra social, la convocatoria a una mesa con representantes de las/os afiliadas/os para acceder a los libros contables de la institución y el financiamiento estatal necesario para que la crisis de Dosuba no sea pagada por sus afiliadas/os. Realizamos reuniones con nuestro abogado previsional, el Dr. Luciano González Etkin, quien desarrolló distintas instancias legales. Como resultado de la campaña y luego de una reunión con el Dr. Barbieri, conquistamos la anulación del tarifazo a las/os jubiladas/os (del 9 al 4,5%) y el compromiso del Rector de atender el caso de las/os adherentes a situaciones particulares donde hubiera patologías previas.

Además del petitorio que presentamos en el Superior con más de 600 firmas realizamos reuniones con el Presidente del Consejo de Administración, Dr. Carlos Zamparolo y sus colaboradoras/es, junto a miembros de las comisiones internas de AGD Agronomía y Medicina, y las comisiones internas no docentes de Agro y Sociales. En ellas, más allá de reclamos puntuales, señalamos la necesidad de un aporte extra para mantener un correcto funcionamiento de Dosuba, ya sea por parte del Ministerio de Educación o por parte del propio Rectorado; y pedimos la apertura de los libros para que las/os propias/os afiliadas/os puedan auditar a través de una comisión independiente, la cobertura de Dosuba para las/os docentes Ad honorem y la igualdad de la cobertura para becarias/os UBA. A lo largo de esta campaña realizamos actos frente a Dosuba y movilizaciones al Superior, junto a las CI no docentes. Otro logro de la campaña fue que las consultas médicas no tengan coseguro y el compromiso de poner en funcionamiento el Instituto Dr. Alfredo Lanari, como centro de referencia de Dosuba con cobertura del 100% en todas las especialidades

En la UBA también hemos sufrido despidos disfrazados en concursos fraudulentos y digitados, consecuencia de la no aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo, lo que ocurre con el aval de ADUBA (Fedun) que firmó un CCT trucho a la medida del Rectorado (2015) y de ADUBA y UTE (CTERA) que actuaron igual respecto al preuniversitario, que también fue rechazado por las asambleas convocadas por AGD Pelle y AGD CNBA. Sin la carrera docente estipulada en el CCT, la permanencia en los cargos y la posibilidad de acceder a otros de mayor jerarquía queda reducida a los concursos, que pasan a ser herramientas de control de la planta docente por parte de las autoridades universitarias del Rectorado y Consejos Directivos. Fue el caso de los concursos de Juan Graña, Secretario General de AGD Económicas, que regularizaba un cargo que venía desempeñando desde hacía años y los de renovación del Dr. Christian Mosca, JTP de Odontología, y del Prof. Jorge Marchini, titular de Economía CBC y del Dr. Pérez Enri. En todos los casos se trata de una conjunción de arbitrariedades y discrecionalidad en las evaluaciones, que hacen de los concursos un mecanismo de defensa de los intereses de una casta. En los tres casos, como en el caso del Prof Fucci, AGD, junto a los afectados, desarrolló las campañas acordadas con los mismos (actos, presentaciones, pronunciamientos). En todos los casos AGD UBA solicitó veedor/a gremial, de acuerdo al CCT, pedido que no fue considerado.

Otro aspecto de la no aplicación del CCT nacional fue el reglamento de concursos para regularizar al conjunto de la planta docente del CBC, unidad académica con más del 90 % de sus trabajadoras/es en calidad de interinas/os, desde su propia creación en 1985, que el Consejo Superior votó con el acuerdo de Aduba. Gracias a la intensa campaña desarrollada desde AGD junto a la comisión interna AGD CBC y a la organización de sus docentes, y frente al ataque que el propio reglamento establece para la estabilidad y carrera docente, logramos que el Rector se comprometiera a que no quede afuera, por los concursos ningún/a interina/o. AGD CBC se ha declarado en estado de alerta, con el compromiso de defender cada uno de los puestos de trabajo, para ello, la comisión interna convocó asambleas y reuniones de cuerpo de delegadas/os donde se resolvió llamar a las/os compañeras/os a empadronarse masivamente como veedoras/es y a mantener la organización para no dejar pasar ningún despido.

También en FADU las/os compañeras/os de AGD tuvieron que enfrentar despidos encubiertos en concursos, arbitrariedad en la composición de algunos jurados y la falta de garantías sobre la continuidad laboral y los derechos laborales que nos asisten.

En el caso del acuerdo para preuniversitarias/os, otro arreglo con las burocracias sindicales, nuestra denuncia se basó en que rompía la unidad con el CCT nacional dado que reemplaza la carrera docente por un “régimen” docente y no plantea la plena ciudadanía

La no aplicación del CCT, con todos los derechos en él establecidos, se combina en distintas unidades académicas con un funcionamiento antidemocrático y autoritario por parte de las autoridades. Lo vivimos en el Nacional Buenos Aires donde desde la comisión interna de AGD se organizó el rechazo al despido arbitrario e ilegal de la profesora Virginia Bustinza. Este atropello se dio como parte de un ataque más general a la planta docente y de la reducción de preceptoras/es. En asamblea convocada por AGD CNBA se resolvió para apoyar la exigencia de inmediata reincorporación de Bustinza un paro de actividades que contó con una adhesión de casi un 90%.

También en el Colegio Pellegrini AGD tuvo que salir a enfrentar medidas arbitrarias y contrarias a nuestros derechos laborales por parte del Rector Leandro Rodríguez. En este caso se trató del desplazamiento laboral de docentes coordinadoras de tutorías, Graciela Massa y Cristina López, además de modificaciones en los criterios de selección de tutoras/es por propia cuenta y en asesoría por la dirección de UTE Ctera. Convocados por AGD Pelle la asamblea y sus docentes salieron a exigir la inmediata restitución de las compañeras y llevaron adelante un contundente paro como respuesta a este ataque. Las conclusiones de las/os docentes son inequívocas: el rector de la escuela, en connivencia con los funcionarios de la UBA y la burocracia de UTE Pelle avanzan sobre las condiciones laborales de las/os trabajadoras/es, amparado en la inestabilidad laboral provocada por el hecho de que más del 60% de la planta se encuentre en condición de interina.

Dentro de la UBA, el programa UBA XXI de enseñanza a distancia, que depende de la Secretaría Académica del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, es el sector de mayor precarización. Allí se desempeñan doscientos docentes aproximadamente, en una gran fragmentación de docentes y cátedras, que juega en beneficio de debilitar el reclamo colectivo y por lo tanto la defensa de los mismos. En función de mejorar las condiciones de trabajo apostando a la organización, AGD UBA difundió un formulario de empadronamiento de sus docentes.

Como parte de la lucha ante la falta de cumplimiento del CCT, insistimos en la defensa de la adecuación de las/os docentes de salas y jardines maternales al nomenclador de las/os docentes preuniversitarias/os. Apoyados fundamentalmente en las docentes de Agronomitos y el Hornero, y en reuniones y debates en Agronomitos con las docentes para acordar propuestas, nos reunimos en varias oportunidades con el propio Rector y funcionarios de Hacienda y con secretaría de Consejo Superior, para acercar propuestas que permitan avanzar en la implementación de sus derechos. En sintonía la comisión interna de Agronomía actuó con el decano de la Facultad. También llevamos este reclamo a la Secretaría de Políticas Universitarias. Finalmente, y más allá de no corresponder al período de esta memoria, podemos decir que en el mes de octubre 2018 se aprobó un primer paso, insuficiente en sí mismo, pero que implica no sólo el reconocimiento del derecho avanzando en ese sentido con las docentes con mayor antigüedad.

Otro derecho de las/os docentes de la UBA que viene siendo vulnerado, en manos de burocracias sindicales y de los distintos Ministerios de Educación, es el reclamo de terminar con los descuentos compulsivos a la Caja Complementaria de la Actividad Docente, que representa un 4,5 % del ingreso total de cada una/o de nosotras/os. En diversas reuniones con el Rectorado hemos propuesto acciones en común en función de terminar con esta sangría en nuestros salarios, propuestas que han quedado en analizar sin respuesta al momento.

En lo que fue el inicio de un atropello por parte de la burocracia sindical de Aduba, en total complicidad con el Rectorado y decanatos, en este período comenzamos a recibir denuncias por parte de afiliadas/os que, al margen de su consentimiento, eran afectadas/os por el descuento por cuota sindical a Aduba. Esta maniobra que apunta a mantener una mayor cantidad de afiliadas/os, probablemente ficticia, para mantener la personería gremial en la UBA, se fue generalizando a lo largo de los meses, motivo que nos ha llevado a emprender acciones legales colectivas más allá de las individuales que realice cada docente.

AGD UBA junto a todas las luchas del movimiento obrero

Como denunciamos desde el primer momento el gobierno de Macri sube con un mandato claro: que sean las/os trabajadoras/es las/os que paguen la crisis económica para así garantizar cada vez más beneficios al capital. A pesar de tener minoría en ambas cámaras, a lo largo de su gobierno, y gracias al acuerdo de la mayoría de los restantes bloques, logró leyes de claro contenido antiobrero que fueron acompañados por decretos no sólo presidenciales sino también de cada uno de sus ministerios. Desde su asunción la salud, educación, ciencia y tecnología fueron blanco principal del ajuste presupuestario, el desguace y despidos aprovechando la inmensa planta precarizada dejada por el gobierno de CFK.

En el 2017 frente a un fracaso de su propio plan económico en beneficio de los intereses a los que representa, se agudizó el ajuste en todos sentidos. Esta política fue y es acompañada por cada una/o de las/os gobernadoras/es produciendo a nivel general un plan de guerra hacia las/os trabajadoras/es y las conquistas populares. Las patronales, como no podía ser de otra manera, aplicaron los recortes que se expresan en salarios a la baja, ataque a los convenios laborales y despidos en distintos sectores de la industria.

Bajo esta comprensión AGD UBA formó parte de todo el movimiento de trabajadoras/es que salió a dar pelea enfrentando esta ofensiva, poniendo al sindicato en completa solidaridad y acompañamiento a cada una de las luchas, ya sea participando en las distintas convocatorias como colaborando económicamente con el sostenimiento de sus luchas.

Con esta comprensión desde la Mesa Ejecutiva, como en cada una de las asambleas ratificamos la necesidad de salir a enfrentar esta ofensiva con un plan de lucha nacional que comience con un paro nacional activo y movilización del conjunto de las/os trabajadoras/es.

Estuvimos con Pepsico desde el mismo día de su desalojo peleando por la reincorporación de toda la planta, con la Junta Interna Ate Inta, con cuerpo de delegadas/os de la línea 60, y el SUTNA denunciando el incumplimiento de garantías de seguridad que produjeron las muertes de David Ramallo (trabajador de la Línea 60), Richard Alcaráz (trabajador de la construcción) y Diego Soraire (trabajador del INTA) y de alrededor de otros 400 muertas/os por año en ‘accidentes’ laborales, más 600 incapacitadas/os (por año) víctimas de la codicia patronal, la desidia estatal y la complicidad de la burocracia sindical. Participamos activamente de la campaña por la absolución de los delegadas/os de Editorial Perfil, nos solidarizamos con las/os trabajadoras/es de la Agencia DyN frente al cierre de sus fuentes de trabajo, con los trabajadoras/es tercerizadas/os de Nike que trabajan en la empresa Tecno Sport, localizada en el parque industrial de Luján. Repudiamos el ataque contra el sindicato del Subte y al fallo de la Corte Suprema que anula la personería Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), constituyendo un claro ataque a la organización de las/os trabajadoras/es y una nueva intervención del Estado, a través del Poder Judicial.

Junto a otros sindicatos, cuerpos de delegadas/os combativos y clasistas salimos a denunciar y a organizar un plan de lucha contra la reforma laboral, previsional, sanitaria, tributaria y educativa que el gobierno estaba preparando en un claro pacto con la CGT. Así nos movilizamos el 12/10 frente al silencio de todas las centrales. Junto a la CONADU Histórica y parte del movimiento de las/os trabajadoras/es y de los movimientos sociales, marchamos 100.000 trabajadoras/es el 29/11 al Congreso de la Nación y en todo el país contra el paquete de leyes antiobreras y antipopulares que presentó el gobierno de Macri con la anuencia de las/os senadoras/es, 23 gobernadoras/es y el triunvirato que dirige la CGT, como también lo hicimos en diciembre en repudio de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio, cuyos intereses globales son contrarios a los de las/os trabajadoras/es y pueblos del mundo.

Y el 6/12 junto a la CTA Autónoma, Conadu Histórica, AGD, Ademys, Sutebas recuperados, Sutna, Fesprosa, Sipreba, Visitadores médicos, Pepsico, entre muchos otros, de Congreso a Plaza de Mayo contra la reforma laboral y previsional, así como el conjunto de reformas en salud y educación que atacan derechos conquistados por las/os trabajadoras/es.

 Pero sin dudas el pico de estas movilizaciones fueron las jornadas de diciembre (14 y 18) contra la aprobación de la reforma laboral. Todo Conaduh ya tenía planteado parar y movilizar el día que se trataran en el Congreso y así lo hicimos, con una importante participación de AGD ambos días, incluso duplicando la movilización el día 18 luego de la represión del 14. Fuimos las/os trabajadoras/es las/os protagonistas de la suspensión de la sesión del 14. También fue la inmensa concentración del 18, a pesar de no haber podido frenar su aprobación, la que logró frenar el avance contra las jubilaciones e hizo retroceder al gobierno en la aprobación del paquete completo de reforma laboral. Una muestra que las/os trabajadoras/es en la calle y en lucha podemos hacer frente al plan de ajuste del gobierno y las/os gobernadoras/es y patronales. En repudio a la represión desatada el 15 Conaduh llamó a parar.

El 2018 comenzó con nueva ofensiva en despidos en el sector público (Fanazul, Mecon, el Hospital Posadas, la UEP, entre tantas otras reparticiones). Pero también en el sector privado (los ingenios Esperanza y Ledesma, Cresta Roja) con una cifra que llegó a 3500 en el último mes del 2017. Participamos en la caravana del mes de enero en defensa de Fanazul y pesar de darse muchas de estas batallas en los meses de receso, nuestro sindicato siempre estuvo presente junto a estas/os trabajadoras/es en lucha.

En particular desde AGD acompañamos toda la lucha de las/os trabajadoras/es del INTI y del Posadas, dada la cercanía en cuanto a compañeras/os que se desempeñan en ambas reparticiones como por el ámbito de trabajo. En el Inti abrazamos desde un primer momento el reclamo de No a los despidos del INTI y de la reincorporación de los 288 despedidas/os y la defensa del sistema científico-tecnológico. Las/os acompañamos durante toda la ocupación y concurrimos a todas las convocatorias: asambleas, actos, movilizaciones, conferencias de prensa, cortes, festivales. En la FADU y en Exactas se realizaron pasadas por cursos y laboratorios recogiendo la solidaridad de docentes y becarias/os, logrando gran aporte al fondo de lucha. También se realizaron jornadas gráficas en Fadu y en el propio Inti. En Ingeniería se realizó una importante charla con las/os trabajadoras/es del Inti.

Lo mismo con el Posadas, donde nos sumamos activamente al reclamo de reincorporación de las/os despedidas/os y la defensa de la salud pública

Apoyamos también la lucha de los mineros en Río Turbio contra las suspensiones y el desguace.

Dando continuidad a la pelea contra las reformas antiobreras, por paritarias libres, en defensa de la salud y educación y en apoyo a todas las luchas el 15/2 AGD UBA paró junto a la Conaduh y marchó a Plaza de Mayo partiendo desde el INTI, acompañando su caravana.

Y el 11/4 en el marco del paro docente y del plan de acción de ATE, para apoyar todas las luchas en curso nos movilizamos junto a los mineros de Río Turbio, INTI, Fanazul, Hospital Posadas, Conicet y de todos los organismos y dependencias del Estado que han sido despedidos. El 10 y 11/5 en el marco de un nuevo paro universitario volvimos a marchar junto a CTA A, estatales, Inti, Posadas, Senasa y docentes de otros niveles contra los despidos y el tope de las paritarias, por el 25% y el salario para las/os docentes ad honorem, contra el tarifazo.

Fuimos convocantes a todos los sindicatos simplemente inscriptos para enfrentar de conjunto y tomar medidas contra la injerencia del Estado en las organizaciones sindicales y la arremetida del gobierno y el reforzamiento del unicato a través de una resolución del Ministerio de Trabajo de Triaca con amenaza de quitar la simple inscripción a más de 400 organizaciones sindicales. A nuestra convocatoria respondieron Ademys, ADUNLU, AGIHM (Hospital Moyano), APSS (profesionales de Servicio Social GCBA), Atrana (Radio Nacional) Cicop, Fesprosa, Sipreba, Sitraic (Construcción), junto a sus asesores legales, representantes de la Asociación de Abogados Laboralistas y del Observatorio de Derecho Social. También se sumaron compañeras/os de CTA Autónoma, CTA Capital. Sólo con el hecho de avanzar en esta organización colectiva, muchos de los nucleados logramos avanzar con trámites que habían estado meses esperando resolución del Ministerio. Finalmente, realizamos una presentación de conjunto en la OIT denunciando la injerencia del Estado en las organizaciones sindicales.

Continuando con el camino de la organización de AGD junto a otros trabajadoras/es y sus organizaciones para enfrentar el ajuste nacional y provincial, AGD UBA, junto a otras organizaciones clasistas, antiburocráticas y combativas fue convocante a un plenario del sindicalismo combativo. En la búsqueda de lograr una respuesta obrera unificada y considerando la política colaboracionista de la burocracia sindical; para terminar con los paros aislados de la CGT, las acciones testimoniales de la CTA, que aíslan las luchas, y superar a los que proponen esperar hasta 2019, entendiendo que es solo con el movimiento obrero en pie que podrá derrotarse y por eso planteando la necesidad de paro activo y plan de lucha nacional, se resolvió en asamblea, participar del Plenario del Sindicalismo Combativo en el miniestadio de Lanús el 23/6. El objetivo también comprendió definir un programa y acciones comunes frente al plan de ajuste de Macri, las/os gobernadoras/es y su pacto con el FMI. Fueron convocantes también Sutna, Ademys, CTA Lomas y Ate Sur, Sutebas recuperados, Unión Ferroviaria seccional Haedo, comisión interna del INTI y participaron entre otros mineros de Río Turbio, Telam, Luz y Fuerza de Córdoba y cientos de comisiones internas y representantes de cuerpos de delegadas/os clasistas, y combativas/os.

Derechos humanos: La lucha por las libertades democráticas y contra la represión del gobierno y las/os gobernadoras/es

En este período ha sido central la batalla en este campo. El ajuste requirió de represión para intentar imponerse, lo mismo que el avasallamiento de las conquistas y derechos populares.

Desde el 1º de Agosto y con la desaparición de Santiago Maldonado, en el marco de una brutal represión contra la comunidad mapuche de Pu Lof que reclama su derecho a ocupar sus tierras ancestrales.( en Resistencia, Cushamen, Chubut), AGD como parte del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia fue protagonista junto a sus familiares, organizaciones de DDHH y políticas, de todas las movilizaciones y actos de reclamo por su aparición, responsabilizando por el hecho al gobierno de Macri y Bullrich, responsables de la gendarmería nacional que estaba a cargo del desalojo.

Convocamos a ceses de actividades frente a cada movilización levantando los reclamos de Aparición con vida de Santiago Maldonado, Basta de represión y persecución a los pobladores de Cushamen, Libertad de Francisco Facundo Jones Huala. No a su extradición. Denunciamos que desde comienzos del 2017 el Gobierno Provincial y el Gobierno Nacional han desplegado una cacería de brujas sobre el pueblo mapuche en defensa de las/os usurpadoras/es de sus tierras como el empresario Benetton.

Formamos parte también, a través de la presencia de la Secretaria General de la delegación que viajó a Esquel por la aparición con vida de Santiago Maldonado y que además visitó al detenido Facundo Jones Huala, líder de la comunidad mapuche. La AGD también acompañó la querella contra el Estado por parte de la Asociación de Ex Detenidos y Desaparecidos, y llamó a todas/os las/os docentes a llevar adelante todas las iniciativas que apunten a lograr la mayor difusión del reclamo y denuncia en las aulas, en las salas de profesoras/es, en los laboratorios (fotos, debate en las aulas, etc.).

Y al aparecer el cadáver de Santiago, en una muerte que seguimos denunciando como no esclarecida, seguimos diciendo: el Estado es responsable de la muerte de Santiago generada en la feroz represión de ese día, en todo el operativo de ocultamiento alrededor del hecho. Denunciamos también que se continúa reprimiendo al pueblo mapuche y sus derechos como lo demostró la muerte el 25/11 de Rafael Nahuel de la Lof Lafken Winkul Mapu (Bariloche) en manos de la Prefectura.

La AGD también formó parte de la campaña por el reclamo por la inmediata libertad y desprocesamiento de Agustín Santillán, dirigente wichi, en prisión, por enfrentar los atropellos y la violencia sistemática del gobierno de Gildo Insfrán contra su persona y contra su comunidad. Santillán fue liberado en octubre 2017.

Pero no han sido solamente los pueblos originarios y sus luchas sobre los que se ha descargado la represión. La policía de Neuquén arremetió contra trabajadoras/es estatales por reclamos salariales y en defensa del convenio colectivo; en agosto 2017 la dirigente Julia Rosales, de la CCC y del PTP, fue baleada y su auto destrozado, locales de organizaciones sociales y políticas y casas de familiares de víctimas de gatillo fácil. En la ciudad de Córdoba sufrieron allanamientos masivos (Local del Partido Obrero del centro de la ciudad- local del Partido de la Victoria – Ateneo Social Anarquista. Barrio Güemes – Kasa Karakol, entre otros). Han sido constantes e indiscriminadas las detenciones luego de distintas marchas, como las de las/os periodistas de la Red Nacional de Medios Alternativos.

Con el intento de acallar las denuncias del caso de Santiago Maldonado la política represiva también irrumpió en aulas de escuelas y universidades. En la escuela técnica 4 de Florencio Varela para hostigar a un docente que había estado dando su clase alrededor del caso Santiago Maldonado, lo mismo que distintos aprietes que denunciaron docentes universitarias/os de la UBA.

Junto al EMVyJ participamos de la 37ª Marcha de la Resistencia con las consignas: Contra la escalada represiva y el ajuste del gobierno. Justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Basta de Persecución a los pueblos originarios. Fuera Patricia Bullrich. Son 30.000 y fue genocidio. Ni un genocida en libertad. No a las domiciliarias. Apertura de todos los archivos. Fuera la OMC. Solidaridad con el pueblo hondureño. Basta de Represión.

También, y junto al EMVyJ, Fuba, organizaciones sociales y políticas nos pronunciamos y movilizamos, luego de las detenciones en las jornadas del 124 y 18/12 con el reclamo de libertad a César Arakaki y Dimas Ponce y todos los presos por luchar. Basta de persecución y Cárcel efectiva a Etchecolatz y los genocidas.

Y por supuesto el 24 de marzo nuevamente nos movilizamos junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia con las consignas: “a 42 años del golpe, ningún genocida en libertad. 30.000 COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DETENIDOS – DESAPARECIDOS PRESENTE. BASTA DE IMPUNIDAD, AJUSTE Y REPRESIÓN DE MACRI Y SUS CÓMPLICES. Justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. No a la doctrina Chocobar y el gatillo fácil. Basta de ajuste y represión del gobierno nacional y los gobernadores. Libertad a los presos políticos. No a la persecución a Arakaki, Ponce y Romero. Cierre de las causas a las luchadoras y luchadores. Aparición con vida de Jorge Julio López. Apertura de todos los archivos. Restitución de los jóvenes apropiados. Por todos los derechos de las mujeres. Basta de entrega. No al pago de la deuda externa.” En la UBA, unos días antes, acompañamos la actividad convocada por la comisión interna de AGD Derecho en homenaje al Dr. Mario Hernández (docente detenido desaparecido) que consistió en una radio abierta y la presentación de un mural en su homenaje.

Por la conquista del aborto legal, seguro y gratuito y de todos los derechos de la mujer trabajadora y para terminar con la violencia de género

El movimiento de mujeres ha sido uno de los principales actores no solo en defensa de los derechos de la mujer sino también en la denuncia del ajuste que golpea más en los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. AGD ha formado parte de ese colectivo y sosteniendo y participando en todas las acciones para terminar con la violencia de género y levantando la bandera de Ni Una Menos.

Desde un primer momento votamos en asamblea sumarnos a la pelea por el aborto legal seguro y gratuito, acompañado por la exigencia de anticoncepción para no abortar, educación sexual para decidir. Desde la primera asamblea del año 2018, que culminamos con un pañuelazo que quedó grabado en una foto histórica, participamos en actos, marchas, audiencias públicas y todo tipo de campañas con ese fin. Propusimos que en todas las mesas de examen que las/os docentes se presenten con el pañuelo verde, emblema del reclamo, como luego al realizar nuestras tareas docentes y de investigación. Además, impulsamos la presentación de proyectos en los distintos consejos directivos.

También, y desde lo específico de nuestro quehacer docente nos sumamos al apoyo del reclamo de Educación Sexual Integral laica y científica y con perspectiva de género en todas las instituciones escolares.

En la UBA, hemos confrontado con las autoridades frente a hechos relacionados a la violencia de género y su tratamiento. En los colegios preuniversitarios, desde las comisiones internas del AGD CNBA Y del Pellegrini en diversas situaciones hemos salido a defender la Implementación de Educación Sexual Integral laica, científica y con perspectiva de género , acompañamos a las/os estudiantes en sus reclamos, exigiendo la aplicación urgente de un Protocolo contra la violencia de género al interior de las escuelas, discutido democráticamente, la creación de equipos interdisciplinarios con profesionales especialistas en género para garantizar asistencia jurídica, médica y psicológica para víctimas de violencia, de cualquier claustro y la eliminación de los códigos de vestimenta discriminatorios que rigen en las escuelas y que permiten el hostigamiento, particularmente a las estudiantes mujeres. Así actuó la Comisión Interna AGD CNBA frente a la denuncia de abuso sufrida por una estudiante en el CNBA durante una toma estudiantil. A nivel de toda la UBA hemos confrontado con el Consejo Superior y su negativa a otorgar para las docentes licencia por violencia de género, un derecho impostergable Por eso impulsamos en todas las unidades académicas los petitorios, dirigidos al Consejo Superior, por Licencias por violencia de género y apertura y/o ampliación de vacante de salas y jardines materno/paternales para toda la docencia universitaria incorporando también la opción del reclamo del pago de los mismos a cargo de la patronal. Respecto a la exigencia de licencias pagas por violencia de género, a pesar de la publicación de Aduba en su página, continuamos con el reclamo puesto que no hemos sido notificadas como trabajadoras ni tampoco nuestro sindicato.

Con una delegación de casi 50 compañeras, AGD, volvió a participar en la provincia del Chaco de un nuevo Encuentro Nacional de las Mujeres. Las compañeras de AGD llevaron el pliego del movimiento de las mujeres trabajadoras y, específicamente, el de las docentes universitarias para debatir en los talleres con el conjunto de las compañeras. Destacamos que la AGD llevó la propuesta de que todos los talleres (sobre Salud y mujer, Violencia y maltrato, Mujeres, anticoncepción y aborto, Mujeres y organización sindical, Mujeres y universidad, Ciencia y tecnología, entre otras) se pronunciaran por la aparición con vida de Santiago Maldonado y por la denuncia de la responsabilidad del Estado. Tal iniciativa fue aceptada en la mayoría de las comisiones donde, además, las compañeras se sacaron fotos con el afiche que llevó el gremio y que reproduce tanto la foto de Santiago como nuestros reclamos.

El 25 de noviembre participamos en la marcha internacional contra la violencia hacia las mujeres y el 8 M nos sumamos al paro internacional de mujeres y a la movilización. Previamente realizamos una primera Asamblea de Trabajadoras de la UBA junto a las comisiones internas no docentes de Agronomía y Sociales, una experiencia muy rica que queremos se repita, puesto que desde ambos sectores es fundamental el trabajo común en función de nuestras exigencias a la patronal.

Y ya casi al final de este periodo formamos parte de la inmensa concentración el 13 J frente al congreso en donde arrancamos luego de una vigilia de casi 20 hs. y gracias a la fuerza de la movilización la media sanción de diputados. AGD montó un gacebo por el que a lo largo de todo el día y noche, a pesar del intenso frío, pasaron cientos de docentes para aportar su fuerza en esta pelea.

A 100 años de la Reforma enfrentamos la contra reforma universitaria del gobierno nacional, los rectores y el Consejo Superior de la UBA

Hacia fines del 2017 se realizó una nueva y antidemocrática asamblea universitaria. Antidemocrática por su composición y porque en la misma el conjunto de los reclamos de estudiantes, docentes y no docentes no serán tratados. Se reunirá bajo los mismos estatutos antidemocráticos y sólo para proclamar al Rector. No para reformar el retrógrado Estatuto. No para tratar alguno de los problemas que padecemos las/os docentes. No para resolver la aplicación inmediata del Convenio Colectivo de Trabajo nacional o el reconocimiento del derecho a opción para las/os docentes jubiladas/os. Menos, para denunciar el ajuste ya anunciado por el Gobierno de Macri y que el propio Rectorado y el Consejo Superior se disponen a replicar en la Universidad.

Denunciamos que quienes conforman la mayoría de la Asamblea Universitaria son precisamente las/os responsables de la crisis de la UBA, son quienes conculcan, en la Universidad y en las facultades que gobiernan, los derechos de las/os docentes al salario o a la carrera docente, son las/os que convalidan acuerdos truchos con las burocracias para fijar condiciones de trabajo por debajo de las que establece el CCT que se niegan a aplicar (como lo han hecho con Aduba y ahora también con Ctera contra las/os docentes preuniversitarias/os). Son los que multiplican los convenios de trabajo precarizado para las/os estudiantes, las/os que arancelan los posgrados mientras proclaman estar a favor de la universidad pública.

Junto a la Fuba y a 100 años de la Reforma del 18, nos movilizamos y denunciamos por antidemocrática a esta nueva asamblea universitaria Sin claustro único docente, sin incremento de la representación estudiantil, sin representación no docente, la asamblea que volvió a consagrar como rector al Dr. Alberto Barbieri, continúa dando la espalda a todos los reclamos de docentes y estudiantes. A través de las/os consejeras/os por la minoría de FADU y de Exactas, la compañera Maffey y el compañero Delisio, las denuncias del funcionamiento antidemocrático y de la estructura de gobierno y el conjunto de los reclamos docentes tuvieron voz en la Asamblea Universitaria.

El gobierno y las/os rectoras/es quieren profundizar la política universitaria a la que venimos confrontando desde los noventa y que tiene como guión tanto a la Ley de educación superior (vigente desde entonces y convalidada por todos los gobiernos) como a los papers del Banco Mundial y el FMI. Una universidad con menos estudiantes, menos pública, menos gratuita y al servicio de un mercado cada vez más flexible y precario.

Denunciamos también que la realización, su conformación y temario se inscribe en el pacto de Macri y Barbieri y Finocchiaro, que pretende avanzar en una universidad cada vez menos pública, menos gratuita, al servicio de los intereses de capitalistas y subordinada a la política del gobierno de Macri. Esta Asamblea fue parte del ajuste.

Nos hicimos presentes con todo nuestro pliego de reclamos: democratización de los órganos de gobierno: claustro único docente, plena ciudadanía para todas/os las/os docentes del CBC y preuniversitarias/os, incorporación de las/os no docentes al gobierno, aumento de la representación estudiantil, aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo nacional y fin del trabajo gratuito, pleno funcionamiento de Dosuba, Licencia por violencia de género y familiar, el rechazo a todas las formas de mercantilización de la educación superior y por un aumento presupuestario que resuelva los problemas de la obra social, edilicios de las unidades académicas y de los hospitales universitarios así como el equipamiento de laboratorios y bibliotecas.

Como parte de los intereses que gobiernan a nuestra universidad el 23 de junio agrupaciones estudiantiles que responden al rectorado usurparon la dirección de la Federación Universitaria de Buenos Aires convocando irregularmente a un Congreso que solo pudo conformar su quórum sobre la base de acreditar falsamente a dos delegadas/os quienes, públicamente, manifestaron que no se iban a presentar a ese Congreso trucho. Maniobra que les durará poco tiempo, puesto que en las siguientes elecciones de centros, los estudiantes le darán la espalda a esta usurpación.